Municipios limeños en crisis por caída de recaudaciones

Impacto profundo. Distritos podrían suspender servicios de limpieza, fiscalización, seguridad y recojo de sólidos, entre otros, debido a que en el segundo trimestre de este año dejaron de percibir hasta más del 90% de lo que obtuvieron en el primer trimestre

El panorama es desolador. El confinamiento por la emergencia sanitaria entre abril y junio redujo drásticamente dos de las principales fuentes de ingresos de los concejos ediles limeños: los recursos directamente recaudados y los impuestos municipales, fondos con los que financian planillas y los principales servicios, como el recojo de desperdicios y la seguridad ciudadana.

Sin embargo, como puede apreciarse en el cuadro adjunto, la disminución más drástica afecta a los distritos más populosos. En el segundo trimestre (abril-mayo-junio) dejaron de recaudar más del 90% con respecto a lo que recibieron en el primer trimestre (en erofebrero-marzo), antes de que se difundiera la pandemia en toda la capital. Estos son los casos de Puente Piedra (99.7%), Rímac (98.4%), Santa Anita (97.4%), Comas (94.3%), Independencia (93.9), Los Olivos (93.5%), El Agustino (92.4%) y San Juan de Miraflores (90.1%).

Las medidas restrictivas de la emergencia sanitaria imposibilitaron a los ciudadanos a cumplir con sus obligaciones, lo que explica por qué los municipios dejaron de recaudar más del 90% de los ingresos en el segundo trimestre. Como el caso del distrito de Independencia, que en el primer trimestre recaudó 31,1 millones de soles, y durante la pandemia, en el segundo trimestre, cayó a 1 millón 800 mil soles. Es decir, dejó de percibir el 93,9% de lo que recibió entre enero y marzo.

“La Municipalidad de Independencia está a punto de quebrar. Así de drástica está la situación. No hay ingresos, los vecinos no pagan sus impuestos. Sin embargo, estamos manteniendo los servicios de limpieza pública a pesar de que las empresas que se encargan de esto desde hace 5 meses no están percibiendo un sol porque el Estado no nos transfiere dinero para poder pagar los servicios públicos”, relató el alcalde de Independencia, José Pando Fernández.

El Ejecutivo aprobó una partida especial de 700 millones de soles para socorrer a los municipios provinciales y distritales de todo el país para que mantengan activos los servicios públicos esenciales. De ese total se han entregado 199,9 millones de soles, y todavía no hay fecha para completar los restantes 500 millones de soles.

“Entre un 92% y 95% de los vecinos no están pagando tributos, impuestos ni nada. ¡Es tremendo! Tanto así que antes nosotros nos sosteníamos con la zona industrial, pero tampoco están pagando porque aducen que no hay producción. La economía está yendo para abajo.

Los centros comerciales Mega Plaza como Plaza Norte, que sostienen el pago de nuestros servicios de serenazgo y limpieza, argumentan que no están trabajando a un 100%, por lo que no están cumpliendo como antes”, señaló el burgomaestre José Pando.

Como informó ayer La República, el jueves un grupo de 20 alcaldes limeños se reunieron en el municipio de Lince para expresar su desacuerdo con la conducción de la Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE), por parte del presidente, Álvaro Paz de la Barra, alcalde de La Molina. Según sus detractores, no se preocupa de los distritos más afectados por la caída de la recaudación de los recursos propios y de los impuestos municipales. El burgomaestre molinero dio otra versión.

“Comprendo la frustración de los alcaldes porque es legítima, pero debemos enfocarnos en buscar soluciones. La gran pregunta es cómo hacemos los municipios para garantizar que el gasto corriente de los municipios -como el barrido de calles, el recojo de residuos sólidos, serenazgo, fiscalización- se pague con los arbitrios, cuando los arbitrios han disminuido hasta el 5% en muchos casos en los distritos limeños. Como AMPE, presentaremos en breve proyectos de ley con la finalidad de obtener los recursos para que las municipalidades no quiebren”, expresó Paz de la Barra.

Salidas que se barajan para obtener fondos

Cuando se presentó en su momento el ex primer ministro Pedro Cateriano, se refirió al derrumbe de los ingresos de los municipios provinciales y distritales de todo el país. Planteó entonces destinar un porcentaje del canon minero, y, para las localidades que no reciben este, una fracción del Fondo de Compensación Municipal (Foncomun).

Con la imposición de la cuarentena en 5 departamentos y 34 provincias, los distritos de dichas localidades serán más afectados por la reducción de la recaudación de ingresos propios de los municipios, porque los ciudadanos no podrán cumplir con sus obligaciones.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *