Mayoría estaría dispuesto a tomar sustancias dudosas para combatir la COVID-19, según estudio

Encuesta realizada por la IEP desde el 1 al 12 de agosto, revela que 56 % aceptaría tomar sustancias cuestionadas por la OMS y el Ministerio de Salud.

Ante la incertidubre que genera la llegada de una vacuna que acabe con el coronavirus en nuestro país, sumado al precario sistema de salud que aún padecemos, la mayoría de la población estaría dispuesta a ingerir sustancias dudosas para combatir la enfermedad provocada por la COVID-19, según un estudio realizado a nivel nacional del Instituto de Estudios Peruanos (IEP)

Dicha investigación realizada desde 1 al 12 de agosto de este año, pudo revelar que un 56 % de los encuestados telefónicamente estaría dispuesto a tomar sustancias cuestionadas por las diversas entidades sanitarias como la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Salud (Minsa), en el caso de nuestro país, así como diversos especialistas.

Estas sustancias son el dióxido de cloro, ivermectina o hidroxicloroquina, que han sido puestos en tela de juicio respecto a su efectividad contra la COVID-19 y sus efectos secundarios en el organismo del ser humano.

Pese a que la hidroxicloroquina ha estado siendo considerado como parte del tratamiento contra la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus, este ya no se estaría usando porque no aportaría en nada y provocaría daños posteriores, según otros estudios.

«Ya no la usan por lo que se sabe. La guía está desfasada y será actualizada. Están en ese proceso», dijo al medio el médico especialista en infectología del Minsa, Manuel Espinoza.

Con respecto a la ivermectina aún se viene evaluando sobre su continuación dentro del proceso de recuperación de los pacientes con COVID-19 e incluso, existen médicos que recomiendan que ya no sea usada en los próximos casos confirmados de contagio.

«Estamos revisando. El consenso de los expertos aún no determina quitarla. No se ha demostrado la eficacia en humanos. Falta conocer sobre los estudios», agrega Espinoza.

Asimismo, indica que el dióxido de cloro, sustancia aclamada por una gran cantidad de peruanos, podría tener consecuencias dañinas para la salud. «Nuestra sociedad es muy displicente en el sentido de obedecer sugerencias y varios optan por la automedicación«, sostiene.

No respetan los protocolos

Además de ello, en la referida encuesta detalla que la mayoría percibe que el 66 % de la gente solo a veces cumple con mantener la distancia social, el toque de queda (65 %), lavado de manos (64 %), uso del protector facial en el interior del transporte público (62 %). Asimismo, sobre el uso de la mascarilla, revela que un 53 % asegura que su entorno cumple con usarlo siempre.

De acuerdo a la conducta propia de los encuestados, este indica que la gran mayoría cumple con los protocolos sanitarios (de un 82% a 97%) y que un 82 % señala que en los centros laborales se vienen aplicando de manera adecuada los protocolos de bioseguridad.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *