Los nuevos trucos de los presos para entrar cocaína y celulares a las cárceles

Métodos insólitos: En algunos casos las incautaciones parecen salida de un rodaje cinematográfico. Mujeres intentan pasar cocaína dentro de huevos y en tubos dentríficos.

Giovana’ asegura que los presos del penal de Huánuco tienen en su poder celulares y otros objetos no permitidos. Ella publicó fotos en su muro de Facebook, aparentemente, tomadas con un celular, de una gresca entre internos ocurrida en mayo.

Al preguntarle quién tomó las fotografías tampoco quiso confesarlo; dijo que un amigo que hace poco había caído preso se la envió. Otra mujer indicó que también han ingresado droga, pero tampoco precisó el modo como se hizo.

“Familiares e internos deben ser conscientes de que ingresar objetos indebidos es arriesgarse. Los reos ponen en riesgo sus beneficios penitenciarios porque tendrían otro proceso penal en contra y los parientes pueden pasar a ser privados de libertad”, dijo un agente del Inpe.

El servidor penitenciario señaló que entre los objetos que más se intentan ingresar a las cárceles están los teléfonos celulares, drogas, armas cortopunzantes, licor y dinero.

“A veces los familiares ponen en riesgo su vida, mujeres embarazadas han intentado ingresar objetos en sus partes íntimas, también utilizan los pañales de los bebés. Además ponen en peligro a todos quienes están dentro y fuera del centro penitenciario; por ejemplo, a través de la entrada de celulares permiten que las bandas delictivas sigan manejando los crímenes o fugas. Se pone en riesgo a la ciudadana”, puntualizó.

El año pasado, en los primeros 11 meses, fueron detenidas 137 personas que intentaron pasar objetos prohibidos.

COCAÍNA OCULTA EN HUEVOS

El 31 de julio Greysi Johana Camacho Ferreira (34) pretendió ingresar droga al penal de Arequipa.

Fue durante la exhaustiva revisión de paquetes que realizan los agentes de seguridad en la puerta principal, que detectaron cocaína oculta en bolsitas de plástico, en 30 huevos huevos (2 paquetes de 15 unidades cada uno).

Ella intentó ingresar lo incautado a su cuñado, Elfes Javier Segalez Quispe, recluido en el pabellón de máxima seguridad.

De inmediato, se dio parte a la autoridad competente para las acciones correspondientes de acuerdo a ley.

PRENDA MILITAR Y CELULARES

En otra rápida intervención, los agentes de seguridad del grupo 2 del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) incautaron seis celulares, una prenda militar y objetos punzocortantes durante una revisión corporal a reclusos y ambientes del pabellón 8 del penal de Huánuco.

Un pantalón corto (short) de uso militar fue hallado en el interior de un tacho de basura cercano al baño del patio, también 22 objetos punzocortantes, 20 metros de soga para coser costales, 15 metros de cable para electricidad. Además de tres equipos móviles con sus respectivas baterías y códigos IMEI, pero sin chip ni memoria SD.

Asimismo, se requisaron en las mismas condiciones, otros tres celulares dentro de una bolsa plástica negra tirada en la parte interna del área de carpintería. Adicionalmente se hallaron tres baterías, un cargador y cable de datos.

MARIHUANA EN TAPER

Asimismo, agentes de seguridad INPE, tras ser exhortados por personal de inteligencia del penal de Cajamarca de extremar las medidas de control durante el ingreso de medicina por parte de familiares de los internos, intervino a Cristhian Chilón Cercado, quien pretendía ingresar en un paquete sustancias prohibidas al interno Segundo Manuel Bolaños Ayala, recluido por el delito de violencia familiar en el pabellón N°4.

La acción se ejecutó en el cubículo de la puerta principal cuando los agentes detectaron en el interior de la bolsa de polietileno que contenía plantas medicinales, tres sobres camuflados con vegetal seco de tallo y semillas con olor y características de marihuana, mezclado con otra especie vegetal.

Igualmente, a Jheny del Rocío Saenz se le detectó en el interior de una bolsa marihuana, la cual estaba dirigida al interno Marco Antonio Valiente Grualva, sentenciado a 36 años, por el delito de robo agravado en el pabellón N° 6 de máxima seguridad, alero B ambiente N° 14.

DROGA EN PASTA DENTAL

Otro caso que llamó la atención fue el de una joven de 18 años quien fue detenida cuando pretendió ingresar droga camuflada en pasta dental a través del área de revisión de paquetes del penal de Iquitos Varones.

La intervenida identificada como Karen Emperatriz Ramírez Sinti, camufló la PBC en dos bolsas pequeñas de polietileno transparentes y selladas dentro de dos tubos de dentífrico como parte de los útiles de aseo con los que intentó ingresar.

Ella confesó que la sustancia prohibida era destinada para su hermano el reo Elmer Isaac Ramírez Sinti (32) sentenciado a cinco años por el delito de hurto agravado, albergado en el primer piso del ambiente 12 del pabellón 3.

Al ser interrogada, la fémina indicó que el padre de su hijo, el interno Jorge Luis Pisco Saldaña, recluido por el delito de robo agravado, con sentencia de 14 años, la conminó a ingresar la bolsa con el nombre del interno Valiente Grualva.

INTENTO DE FUGA

Por ultimo, la gran experiencia y profesionalismo del personal penitenciario del penal de Cusco Varones evitó la fuga de un interno que pretendió suplantar a otro que había alcanzado su libertad, luego de ser absuelto por el Poder Judicial.

Se trata del reo Guimo Ronald Monrroy Zurita, quien concurrió a la Oficina de Registro Penitenciario a recabar el respectivo certificado de excarcelación, documento que lo liberaría del penal, antes de la impresión del documento oficial del INPE el especialista de Registro Penitenciario, Enrique Cáceres Ojeda, procedió con los protocolos establecidos para esta ocasión haciéndole las preguntas de rigor y confirmar que era el interno favorecido con la absolución del delito de violación por parte de la 2da Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia del Cusco.

La impresión del certificado de excarcelación confirmó que las características físicas no correspondían al registro fotográfico de dicho documento, lo cual se corroboraría con la verificación del sistema SISPOPE, donde fue identificado como Rufino Ronaldo Monrroy Torres internado en el penal de Cusco – varones por el delito de hurto agravado.

Ante estas evidencias que delataban la clara suplantación con la única intención de fugar del penal, Torres Monroy admitió que no le correspondía su excarcelación por el Poder judicial, aduciendo en su defensa que creía que se trataba del trámite de conversión que venía efectuando, hecho que inmediatamente se comunicó a las autoridades del INPE.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *