Expertos recomiendan lavar con frecuencia sábanas y edredones

Después del lavado, las prendas deben ser guardadas completamente secas para evitar la humedad y la aparición de bacterias.

La pandemia del COVID-19 ha obligado a los ciudadanos a extremar las medidas de higiene en su hogar. Pero, según los expertos, se debería tener especial cuidado con la ropa de cama y los edredones.

Según una publicación del Huffingtonpost, antes de la pandemia la gente no le prestaba demasiada atención a la limpieza de la ropa de cama. Algunas personas cambiaban las sábanas todas las semanas, pero otras, con suerte, una vez al mes.

¿Hay alguna respuesta clara sobre la frecuencia con la que hay que lavar las sábanas? Según los dermatólogos, sí, y con el coronavirus formando parte de nuestro día a día, es todavía más importante.

“Cuando te vas a la cama, contaminas las sábanas con células cutáneas muertas (unas 50 millones al día), sudor, maquillaje, lociones, pelos y cualquier cosa que se haya adherido a ti a lo largo del día: polen, caspa de tus mascotas, partículas de moho y de polvo, bacterias y virus”, explicó a Huffingtonpost la dermatóloga Hadley King.

La idea es mantener las sábanas tan limpias como sea posible para no entrar en contacto con patógenos, sobre todo ahora que estás teniendo más cuidado que nunca.

“Por lo general, recomiendo lavar las fundas de las almohadas y las sábanas una vez a la semana. Si sudas mucho, las puedes lavar más a menudo. Si tienes la piel grasa y acné, si te pones cremas o mascarillas para el acné o si no te lavas la cara antes de dormir, desde luego que conviene lavar las sábanas más de una vez por semana para mayor seguridad. Dado que los edredones no suelen estar en contacto con la piel, los puedes lavar con menos frecuencia, quizás una vez cada dos semanas”, dijo el dermatólogo Joshua Zeichner.

Por otro lado, la plataforma de lavandería Mr. Jeff recomienda la necesidad de lograr que todas las prendas se sequen por completo antes de que se guarden o utilicen. Esto se debe a que la humedad, por mínimo que sea el porcentaje, promueve la vida de virus y bacterias.

Jeff también recomienda lavar con mayor frecuencia de lo habitual la ropa de cama ¿Por qué? Pues podría ser un foco de bacterias que promueva o empeore determinadas enfermedades, debilitando el sistema inmunológico, lo que claramente complicaría la situación de la persona en caso de contagio.

“En caso de ser posible, duplica la dosis de jabón y elige un programa de lavado con agua caliente, preferentemente entre 60º y 90º. A esta temperatura, te asegurarás de eliminar, no solo el coronavirus, sino cualquier virus o bacteria que pueda vivir en los tejidos”, señala Jeff.

Usar una de lavandería de barrio también es buena opción por el tipo de detergentes que usan. Puedes optar por los servicios de delivery que ofrecen y así evitar una mayor exposición al contagio.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *