El Gobierno Del Peru, No Firmara con Laboratorio Britanico Astra Zeneca

El Gobierno Del Peru, No Firmara con Laboratorio Britanico Astra Zeneca

Pese a que hubo avanzadas conversaciones,
el Gobierno decidió no firmar acuerdos
con el laboratorio británico AstraZeneca
para la adquisición de su vacuna contra el
COVID-19 debido a que la información previa
sobre los ensayos clínicos de la vacuna es insuficiente.
La decisión fue tomada en conjunto entre la ministra de Salud, Pilar Mazzetti,
el premier Walter Martos y el canciller Mario López. Fue el martes por la noche,
tras analizar las conclusiones de la Comisión de Trabajo Multisectorial encargada
de la adquisición de las vacunas contra el coronavirus. Todos ellos coincidieron
en que no se podía suscribir un acuerdo con escasa información.

Mazzetti precisó que la vacuna de AstraZeneca ya registraba dos casos de mielitis
transversa en sus ensayos clínicos en el Reino Unido. Y en Brasil se reportó la
muerte de un voluntario del ensayo de esta vacuna.

“Nosotros podemos tener mucha preocupación por tener una vacuna (contra el Covid-19).
Todos los países están dispuestos a correr un cierto riesgo frente a una vacuna de emergencia,
pero tampoco podemos correr mucho riesgo”, aseveró Mazzetti ante la Comisión de Salud del Parlamento.

Sin embargo, hay que precisar que el laboratorio AstraZeneca tiene pendiente iniciar
ensayos clínicos de la fase 3 en el Perú con alrededor de 3.000 voluntarios, tras haber
obtenido la autorización del Instituto Nacional de Salud (INS).

Ernesto Gozzer, experto en salud pública de la Universidad Peruana Cayetano Heredia,
explicó que el ensayo clínico es otro proceso diferente a la compra de la vacuna.
Además, precisó que a la fecha no existen publicaciones científicas que señalen que la vacuna de
AstraZeneca es peligrosa o beneficiosa.

“No sé a qué datos se refiere (el Minsa), pero la razón para decidir a quién comprar y a quién no,
se puede establecer por adelantado e identificando los riesgos y beneficios, y esta vacuna no tiene
mayores riesgos ni beneficios todavía probados. Esta es una candidata a vacuna como todas y se sabrá
si realmente es segura y es efectiva al culminar la fase 3, incluso esta vacuna va a ser estudiada
en el Perú, hay un ensayo clínico aprobado”, explicó Gozzer.

Mazzetti aclaró que las vacunas contra el COVID-19 no son obligatorias y que las personas tendrán
la potestad de decidir si se las aplican.

“Es obligación del Estado vacunar. Si las personas no desean vacunarse, no se vacunan”, aseguró.
Explicó, además, que el Ejecutivo ha presentado un proyecto de ley para que el registro de las
vacunas de emergencia sea condicionado, por un año, de tal manera que si estas presentan poca
efectividad o seguridad, se puedan retirar.
La clave
En la primera fase de vacunación contra el COVID-19 se incluirá al personal de salud (público y privado),
FFAA y PNP, bomberos, Cruz Roja, serenazgo, personal de limpieza y miembros de mesas electorales.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *