Confirman que minería ilegal contaminó río Velille en Cusco

CONSTATACIÓN. Dirección de Energía y Minas de Cusco detectó que en tres actividades mineras había filtración de sedimentos de pozas rústicas. Ninguna tiene permisos para operar.

Sí hay minería ilegal en al menos dos distritos de la provincia cusqueña de Chumbivilcas. La Dirección Regional de Energía y Minas del Cusco (DREM) corroboró las denuncias hechas por las autoridades de Chumbivilcas y Paruro el 22 de agosto pasado cuando las aguas del río Velille, que irriga los campos de cultivos de ambos territorios, tomó un color oscuro verdoso.

En una visita de inspección a los sectores San José del distrito de Chamaca y Choccoyo de Colquemarca, los especialistas de la DREM constataron la existencia de tres labores mineras ilegales. En dos de ellas había filtración hacia los ríos y usaban maquinaria pesada para la extracción aurífera.

La primera actividad minera ilegal está ubicada en el sector San José y lo explotan los hermanos Edson David y Rubén Alfonzo Vega Ugarte. Allí había un área de extracción de grava aurífera de 60 m2 y dos pozas rústicas de sedimentación sin impermeabilización: una de 105 m2 y otra de 200 m2; esta última presentaba una filtración hacia el río Qasccamayo. Para construir estas pozas modificaron el cauce del río usando maquinaria pesada.

Los hermanos Vega Ugarte tienen el 50% de acciones del derecho minero de la empresa S.M.R.L. Golden Mining. Lo grave es que estos no empezaron ningún proceso de formalización minera ante el Registro Integral de Formalización Minera (REINFO).

La segunda actividad minera ilegal pertenece a Urbano Huamaní Alccahuaman, está ubicada en el sector Choccoyo de Colquemarca y abarca alrededor de 1000 m2. La extracción de oro se hace en un chute estacionario construido con material rústico armado con palos y canaleta de madera con alfombras. Hallaron dos pozas de sedimentación cavadas en el suelo sin protección o impermeabilización. Este espacio de explotación minera tampoco está en los registros del REINFO. Por ende, es minería ilegal.

La tercera labor minera, situada en Choccoyo, está titulada a nombre de Leonardo Jesús Quicara Sumerend, pero la trabaja el señor Alejandro Cusi Pena. Cuenta con dos pozas de sedimentación excavadas en el suelo y sin impermeabilización y trabaja con maquinaria pesada. Cuenta con un campamento rústico construido con madera y calamina, y tiene soportes de palos.

Alertan de daños

Las tres actividades mineras son informales. Ninguna cuenta con autorización para la explotación y tampoco empezaron el proceso de formalización minera, que les podría permitir empezar a trabajar previo cumplimiento de las labores ambientales que exigen las normas para la minería informal.

Según el informe de la DREM, suscrita por los expertos de viajaron al sitio, estas actividades mineras pueden causar “perjuicio, alteración grave o daño al ambiente o sus componentes, la calidad ambiental o la salud ambiental”.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *