Cajamarca: crisis sanitaria por COVID-19 obliga a que pacientes vayan al Ecuador para recibir atención médica

El programa dominical Cuarto Poder evidenció la dura situación que atraviesan los cajamarquinos tras el aumento de casos positivos del nuevo coronavirus

La región de Cajamarca atraviesa su momento más difícil desde el inicio de la pandemia por COVID-19, así lo evidenció el programa dominical Cuarto Poder que llegó hasta ese lugar donde los hospitales no se da abasto por falta de profesionales e incluso pacientes tienen que cruzar hasta el vecino país de Ecuador en busca de atención médica.

Según Cuarto Poder, el 25 % de las pruebas rápidas tomadas arrojaban resultados positivos y eso era señal de advertencia en la región, pues podría llegar a convertirse en el nuevo Arequipa a raíz de esta mortal enfermedad.

“Cajamarca está igual que esas ciudades que no tuvieron ese primer episodio de Lambayeque o Piura, pero ahora lo está viviendo con situación de crecimiento exponencial, con pacientes que llegan en estado más críticos. Frente a esta situación, de todas maneras la realidad nos desborda”, indicó el Jefe de EsSalud Cajamarca, Juan Carlos Vásquez.

El dominical informó que desde que se reabrió el transporte interprovincial, el número de casos se elevó e incluso se llegó a presenciar escenas donde cadáveres y pacientes compartían el mismo lugar en los exteriores de los consultorios.

Habitantes de las provincias fronterizas de Jaén y San Ignacio son unos de los más afectados, pues algunos tienen cruzar hacia el país de Ecuador para recibir atención médica. Eso lo confirmó el ministro de Defensa, Walter Martos, en declaraciones al programa en mención.

Otro punto a resaltar fue la transformación de un mercado a centro médico. Donde iban a vender carne se tuvo que convertir en farmacia, mientras que las secciones de verduras y abarrotes se convirtieron en triaje y salón de camas con oxígeno, respectivamente.

Sin embargo, ante esta dura situación el Ministerio de Defensa junto a las Fuerzas Armadas y EsSalud, vienen aplicando el plan de operaciones Tayta para reducir los contagios y llevar kits de tratamiento COVID-19 que vienen siendo distribuidos entre la población más vulnerable.

Por su parte, la presidenta ejecutiva de EsSalud, Fiorella Mollinelli, propuso que a través de un intercambio prestacional, la institución que dirige podría comprar la prestación de otras 70 camas para atender a asegurados como no asegurados que necesiten atención.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *