Banco de leche humana: déficit de unidades afecta a bebés prematuros durante la pandemia

Se necesita un total de 500 litros de leche humana cada mes; sin embargo, el Instituto Nacional Materno Perinatal registró cifras bajas de donaciones durante abril y mayo debido a la emergencia sanitaria por la COVID-19.

La pandemia de coronavirus no solo ha tenido un impacto severo en la economía del Perú, sino que también ha afectado a otros ámbitos como las donaciones en el Banco de Leche Humana del Instituto Nacional Materno Perinatal.

Según la doctora Carmen Dávila, directora ejecutiva de Neonatología del INMP, de los 200 donantes al mes que había regularmente antes de la pandemia, la entidad pasó a contar con poco más de 50 personas en abril. En mayo, la cifra continuaba en descenso.

Ante esta situación, la entidad tuvo que reajustar sus métodos de recolección de leche. Las madres, que antes iban personalmente a las instalaciones del Banco, ahora son instruidas por Zoom, con el fin de que hagan una extracción y almacenado adecuados.

Además, antes de iniciar todo el proceso, se debe descartar que la mujer haya tenido o sea portadora de coronavirus. No existen pruebas de que este virus se contagie por la leche materna, pero, según comenta Dávila, es parte del protocolo.

El Banco de Leche Humana necesita un total de 500 litros cada mes, ya que la población de menores nacidos prematuramente así lo requiere. “Si nosotros pudiéramos tener entre 17 y 20 litros al día, sería súper”, explica la doctora. Sin embargo, la realidad es muy distinta.

“Siempre estamos un poco al déficit. (Por ello), fomentamos que las madres que están acá o las que tienen su bebé sano compartan con los otros bebés. Pero siempre estamos dispuestos a admitir más donantes”, indica.

El INMP ve nacer a 18.000 bebés cada año. El 9 % de ellos llega al mundo de forma prematura. Además, el 2 % nace con patología quirúrgica. Estos grupos de recién nacidos son los que requieren las donaciones de leche humana, aunque la mejor es la de la propia madre.

En algunos casos, las madres no cuentan con una producción suficiente de leche o pasan por una situación delicada de salud. Es entonces cuando ellas autorizan que se les dé leche del Banco, el cual empezó a funcionar en 2010.

Las donaciones fueron aumentando de a pocos. En el 2014, casi 650 mujeres ofrecieron su producción láctea. En 2018, fueron 2.125, y en 2019 la cifra se elevó a 2.400. Pero este año puede que no se llegue a estas cantidades.

“En una situación normal, hemos pasado los dos mil y picos donantes por año. Ahora, con la pandemia, esto ha caído tremendamente. Probablemente cerremos el año ni siquiera con cinco mil litros”, explica la doctora Dávila.

¿Cómo se realiza el proceso de donación de leche humana?

La leche donada pasa por un proceso bastante metódico. La entidad visita cerca de 10 casas todos los días. Una vez que se acercan al domicilio, dejan el frasco de vidrio con tapa plástica sobre una banca, para que la donante pueda recogerlo.

La madre devuelve el frasco con la leche en estado de congelación, a 5 grados bajo cero. Luego se realiza un proceso de control físico-químico. En caso de que se halle alguna partícula contaminante, como algún cabello, por ejemplo, la donación se descarta.

Se analiza el pH, que es el grado de acidez que tiene la leche. Posteriormente, se realiza la determinación calórica, ya que algunos bebés necesitan más calorías que otros. Y luego, se realiza la pasteurización, que consiste en elevar su temperatura hasta los 62,5 grados y bajarla abruptamente.

Por último, se toma una mínima cantidad de leche y se crea un cultivo. Si no hay detección de algún germen, recién puede suministrarse a los bebés. Todo este proceso puede tardar hasta 5 días y es sumamente necesario para verificar su pureza.

Los bebés que reciben asistencia de este tipo atraviesan situaciones más que difíciles. En algunos casos, el menor recibe oxígeno con un ventilador mecánico y aminoácidos por las venas, ya que tiene un intestino poco desarrollado.

Los niños que necesitan estas atenciones pueden quedarse en el nosocomio hasta por tres meses. Pero el apoyo de la leche donada es solo por una o dos semanas. Ello depende de cómo vaya mejorando su estado y si la madre natural vuelve a tener las condiciones para producir leche.

La manera más eficiente de incrementar la producción en una madre es insistir con la extracción. Incluso las médicas recomiendan a las parejas de las mujeres ser ellos quienes succionen la leche de los pezones de sus parejas. Todo con tal de que los niños puedan sobrellevar esta dura etapa.

Para la doctora Dávila, otra tarea importante es incentivar a que las madres se animen a donar, pues a causa de la pandemia podrían sentir temor a que el personal de un hospital visite su hogar, lo cual se ha convertido en la principal razón para el descenso en los litros de leche que han podido recaudar hasta la fecha.

La Maternidad de Lima INMP cuenta con la línea 328 8188 para atender a las madres que deseen convertirse en donantes. Dentro de portal web de la institución también se puede encontrar más información y requisitos necesarios para ayudar

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *