Aviación Policial: involucrados en compra irregular habrían coordinado engaños a la Fiscalía

En nuevos audios se reveló el entramado de presuntas conexiones del proveedor Patrick Oblitas, hoy prófugo de la justicia, y diversos funcionarios, entre los que se incluye presuntamente a un ministro.

Más de dos millones de soles fue el monto que desembolsó la Dirección de Aviación Policial para comprar materiales de protección contra la COVID-19. No obstante, de acuerdo con información de la Fiscalía Anticorrupción del Callao, dichos productos no contaban con las regulaciones adecuada. A esto se suma que presuntamente hubo un entramado entre funcionarios de la institución y empresarios para esta contratación, que quedó registrado en unos nuevos audios.

La Fiscalía encontró que solo una empresa solicitó la licitación y, finalmente, la ganó. Es así como Kallinson Perú SAC se hizo con el gran pedido, en el que destacan las mascarillas que no contaban con la certificación mínima. Además, dicha compañía sería una fachada, ya que posiblemente el verdadero proveedor estaría identificado como Patrick Alonso Oblitas Bozovich.

Las escuchas legales, que fueron captadas entre abril y mayo de este año, revelaron que Patrick Oblitas, tras enterarse que estaban siendo investigados, coordinó con otros involucrados para establecer una estrategia con la finalidad de engañar a las autoridades.

“Nos reunimos, se conversa todo. Yo llamo al general. Converse con él para que usted vea que realmente está alineado. Como usted dice, el general brilla por su ausencia, no. Al contrario, es el que me revienta el teléfono todos los días. ‘¿cómo va esto?’, ‘¿ya llamaste?’, ‘¿cómo vas?’, ¿van a ir a tu casa?’, ‘van a hacer esto’. Él es el que está controlando su gente; está alineando a toda su gente de alguna manera que sea beneficiosa para todos”, refirió a un interlocutor desconocido.

Incluso, en una de las grabaciones Oblitas, quien hoy es prófugo de la justicia, dio a conocer que estuvo en un yate con un general y, posiblemente, con un ministro, aunque no especificó detalles de este último.

La búsqueda de testigos

El proveedor decidió continuar con su coartada y contactó con una persona para que finja ser testigo de la recepción de los productos, según dijo el fiscal anticorrupción del Callao, Francisco Alarcón menciono en entrevista.

En un audio se escucha cómo Oblitas da indicaciones para que una falsa testigo declare a su favor. “Necesito que conozcas la base. ¿Por qué? Porque te van a preguntar. Dentro de las actas de entrega de material, que tú has firmado”, le comentó a su interlocutora.

En estas negociaciones también estuvo involucrado el hermano de Patrick, Leonardo Oblitas, quien es teniente y cumplía funciones en las instalaciones de la base a la que se referían en la comunicación anterior.

A esta persona se suman dos policías mujeres que laboraban en el área administrativa y también habrían sido captadas por Patrick Oblitas para respaldarlo.

Cargos contra los involucrados

La tesis fiscal de este caso indica que, tanto policías como proveedores, se habrían coludido para aparentemente direccionar la compra irregular de productos de bioseguridad, mismos que eran indispensable para los agentes que, en múltiples oportunidades, estuvieron en contacto con personas infectadas con el nuevo coronavirus, según informó .

En este momento, el general Alfonso Vildoso, exjefe policial de la institución, cumple una prisión preventiva de 18 meses. “Soy inocente de todos los cargos que se me imputan (…) Rechazo tajantemente liderar una organización criminal”, señaló.

En el caso de Patrick Bozovich, quien está prófugo, también se considerarían las visitas que realizó a la Dirección de Aviación Policía (Diravpol) a inicios de la cuarentena para supuestamente coordinar las compras irregulares.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *