¡Adiós Higinio Capuñay!

“ Después de todo la muerte es solo un síntoma de que hubo vida”. La frase es de Mario Benedetti y la cita Miguel Humberto Aguirre (Mihua), Director de Medios Periodísticos de Corporación Universal, tras recordar al empresario Higinio Capuñay, fundador de Exitosa y Karibeña, que ayer, a los 71 años, partió a la eternidad, pero cuyo recuerdo y ejemplo quedará entre nosotros por siempre.

Dejó de existir de un infarto al corazón luego de estar superando el COVID-19. Luchó, batalló, pero, como miles de peruanos, no pudo ganar el combate final. Se fue un visionario de las comunicaciones, el emprendedor que vino de Monsefú para conquistar Lima y todo el país, a través de sus radios, televisión y diarios.

AMOR POR EL PERÚ

Algo más que dijo Mihua sirve para resaltar la personalidad de don Higinio: “La muerte no nos roba, sino que nos inmortaliza”. Y este adiós sirve para entender mejor el verdadero espíritu del patriarca de los Capuñay, uno de los peruanos que más amó al Perú profundo, que entendió a ese país de todas las sangres.

CUMPLIÓ SUEÑOS

Aguirre recuerda que el empresario era un hombre enamorado de la radio. “Uno de sus grandes sueños era que los domingos se escuchara y viera la problemática de las provincias en la televisión. Y lo logró. Fue una persona que constantemente pensaba qué hacer para mejorar. Sentía la radio de una manera especial. Un tipo sencillo y comunicativo con quienes estábamos junto a él”, comentó.

“Me cuesta mucho hablar de esto. Él nos dio la libertad de opinar sobre lo que considerábamos justo. Y nos permitió crear un espacio donde la gente pueda sentirse reflejada. Para él primero estaba el interés de la gente. Comparto el dolor

con su familia y sus hijos”, afirmó Nicolás Lúcar, que no pudo evitar emocionarse por la lamentable noticia. El conductor de Hablemos claro también narró un hecho especial que aconteció hace pocos días. “Quiero contarles que el domingo antes que fuera internado conversamos por teléfono. Ya estaba él con la saturación del oxígeno y con la disyuntiva de internarse o no. Fue un momento muy crítico en su vida. ¿Y sabes lo que me dijo? No sueltes a los bancos, hay que pelear por el tema de las tasas de interés de la gente”, confesó.

JUNTO AL PUEBLO

Se sorprendió que estuviera preocupado en ese tema. “Las guerras que nos hemos comprado en defensa de los intereses de los ciudadanos, sobre todo de los más desfavorecidos de la sociedad, no se abandonará”, aseguró. “Es increíble. Era el momento más difícil de su vida, pero estaba pensando en estas peleas que nos hemos comprado. Te encargo que esto siga, me dijo”, añadió. Horas después se volvió a quebrar en conversación con Gonzalo Núñez, a quien le dijo que Capuñay lo quería como a un hijo.

SE HIZO DE ABAJO

El doctor Armando Massé, conductor de Médicos en Acción, que hace poco también estuvo afectado por el nuevo coronavirus, lamentó la muerte de don Higinio y dijo que fue un luchador de toda la vida. “Cada cosa que logró, lo hizo desde abajo. Cuando no tenía ninguna opción. Cuando todo era cuesta arriba. Cuando nadie apostaba por él, provinciano nato. Sacó adelante no solo a su familia, sino a muchas familias a las que les dio trabajo”, manifestó.

QUERÍA VOLVER A CASA

Dijo que antes de que falleciera, el fundador de Exitosa y Karibeña, le expresó su deseo de retornar a casa con sus seres queridos. “Me tomó la mano y me hizo una seña, diciéndome que se quería ir. ¿Higinio, me estás pidiendo que te saquemos de acá? Movió la cabeza y me dijo que sí. Eso no es posible, nos falta muy poco, ten un poco de paciencia, le dije”, relató.

APOYÓ A ARTISTAS

Contó que esta muerte es un duro golpe al gremio artístico y va a dejar un gran vacío en la escena periodística nacional. “Nunca antes una radio impulsó a tantos artistas. Tocaban todos los grupos sin distingo. Abrió sedes por todo el Perú, donde nació la expresión nacional, descentralizó la prensa. Hemos vivido con esa herencia colonial de que todo es Lima, pero de un momento a otro, cambió la historia periodística del Perú”, precisó.

CONGRESO ENVÍA CONDOLENCIAS

El Congreso de la República envió sus condolencias a los familiares y amigos del empresario Higinio Capuñay, fundador de Corporación Universal. A través de su cuenta en Twitter, mandaron un mensaje a los parientes. “Expresamos nuestras condolencias a los familiares y amigos. Que en paz descanse Higinio Capuñay, fundador de la Corporación Universal”, señalan.

HASTA PRONTO DON HIGINIO… M e quebró su partida. Don Higinio Capuñay dejó esta tierra y la mente se me quedó en blanco. De inmediato recordé lo que me dijo cuando entré a trabajar en febrero del 2016. Me sacó del cuadro. El dueño de la empresa había bajado hasta la puerta a recibirme, a presentarse y a darme su confianza. No es algo común en otros lados, pero pintó de cuerpo entero al hombre que estaba siempre al lado de la gente. “Bienvenido flaco…Tú has lo que sabes y nos vamos todos arriba. Confío en ti”, me dijo en medio del apretón de manos al que le siguió una sonrisa y una broma para romper mi grato asombro.

Y esa primera impresión no varió para nada en el tiempo que llevo a la cabeza del diario. Amable, campechano, divertido, directo y siempre abierto a darte la confianza para decir las cosas. Exigente como debe serlo la cabeza de una corporación tan importante, pero nunca lo vi perder la humildad y la cercanía. Era común verlo aparecer por la redacción a jugarle bromas a quien se le cruzara o te podía invitar a su oficina a hablar de mil temas con esa curiosidad que nunca dejaba de lado.

En este corto pero intenso viaje conociendo a don Higinio Capuñay, corrobrré que su mente andaba al cien por ciento a la hora de sacar adelante un nuevo proyecto, pero sin perder de vista los que ya estaban caminando. Tenía mil cosas en qué pensar y se las arreglaba perfectamente para recordar detalles que para otros pasaban desapercibidos.

El hombre que llevó la cumbia a la estratósfera, el que empezó a emprender desde su querida Motupe lo que luego se iría convirtiendo en un imperio de las comunicaciones, podría haberse ido a dar la vuelta al mundo cuando quisiera, pero, a mi parecer, le encantaba mucho más la calidez de la gente cercana y su familia para compartir con ellos el día a día. Lo recordaré cálido y listo para sonreír para hacerte sentir en confianza como iguales en toda circunstancia. Y ese don, lo tienen muy pocos. Hasta pronto don Higinio, como le dije ese primer día, aquí seguimos al pie del cañón.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *